Imprimir

Los científicos descubren la primera proteína que puede editar otras proteínas

El trabajo más importante dentro de cualquier célula es elaborar las proteínas, pues todas ella están hechas usando las instrucciones a partir del ADN. Este proceso es prácticamente dogmático en el campo de la biología molecular, pero una nueva investigación ha identificado algunas excepciones. Algunas proteínas, resulta que pueden hacer otras proteínas.

Las proteínas se ensamblan a partir de aminoácidos dentro de las estructuras celulares llamadas ribosomas. Normalmente, los planos de cada proteína -en la enfermedad luchan contra anticuerpos los componentes estructurales, permitiendo a los músculos a contraerse-, están codificados en el ADN, y son entregados a los ribosomas por moléculas llamadas ARN mensajero. Allí, las instrucciones genéticas son utilizadas por una molécula llamada ARN de transferencia, relacionada con la construcción de la proteína.


La imagen de arriba, publicada hoy en la revista 'Science' muestra una forma totalmente diferente de la construcción de una proteína. La mancha amarilla es una proteína llamada Rqc2 que está haciendo el trabajo normalmente realizado por el ARN mensajero. Está conectada con el ARN de transferencia (las azules y ligeras manchas verdes), indicando a los ribosomas (la masa de rizos blancos) para insertar una secuencia aleatoria de aminoácidos dentro de la proteína.

Éste no es un caso de una proteína que se torna anómala. Parece ser parte del proceso de reciclaje que se produce cuando hay un error en una proteína durante su elaboración. Cuando se introduce un error, los ribosomas se estancan y llaman a un grupo de proteínas de control de calidad, incluyendo Rqc2. En la observación de este proceso, los investigadores han visto cómo Rqc2 enlaza con el ARN de transferencia y le indica para insertar una secuencia aleatoria de dos aminoácidos en la cadena (de 20 aminoácidos en total).

Los investigadores creen que el comportamiento aparentemente aberrante de Rqc2 podría ser una parte integral de mantener el cuerpo libre de proteínas defectuosas. Es posible que sea fragilidad en la proteína destructora, o que la cadena de aminoácidos pudiera ser una prueba para ver si el ribosoma está funcionando correctamente. Las personas con trastornos como Alzheimer y enfermedad de Huntington tienen procesos de control de calidad de sus proteínas defectuosas.

La comprensión de las condiciones exactas en que se desencadena Rqc2, y donde falla su acción, son el siguiente paso en esta investigación... que podría ser importante para el desarrollo de nuevos tratamientos para enfermedades neurodegenerativas.

Fuente: http://www.wired.com/2015/01/grawk-proteins-making-proteins/

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Spanish English French German Italian Portuguese Russian